viernes, 26 de septiembre de 2014

Bibliografía sobre el Proceso Penal

Manual de Litigación en el Juicio Penal. La teoría del caso - El alegato de apertura - El interrogatorio - La clausura. Autor: Avellán Zurita, Pedro. Año: 2014. Edición: Primera. Encuadernación: Rústico. Páginas: 190

Manual de Derecho Penal. Parte General. Autor: Mila, Frank. Año: 2014. Edición: Primera. Encuadernación: Empastado. Páginas: 598

Manual de Sociología Jurídica y Criminal. Problemas sociales de Latinoamérica. Desafíos al campo jurídico. Autor: Avellán Zurita, Pedro. Año: 2011. Edición: Primera. Encuadernación: Rústico. Páginas: 448

Delitos contra la Administración Pública. (Un estudio sobre los delitos de corrupción o delitos contra el patrimonio público de acuerdo a la Ley contra la Corrupción. Derecho comparado) Autor: Haddad, Beltrán. Año: 2014. Edición: Primera. Encuadernación: Rústico. Páginas: 490

Taller de ACTIVACION DE RASGOS PAPILARES (Huellas Dactilares)


martes, 16 de septiembre de 2014

ARTICULO DE OPINIÓN. El imputado o condenado torturado en el proceso penal venezolano. Alguna normativa relacionada

En este tipo de casos, cuando hay imputados con medida privativa judicial de libertad o en los penados, no podemos quedarnos inmóviles, debemos actuar muy rápidamente y realizar la experticia médico forense con la toma de fotografías de las heridas, si las hubiere, para dejar constancia de lo ocurrido y/o realizar la experticia médico psicológica.

En nuestro Código Penal Venezolano, tenemos el artículo 181 que nos habla del abuso de detenidos ejecutado mediante torturas, vejámenes y atropellos físicos o morales con alevosía (mediante tratos crueles inhumanos y degradantes) y en consonancia muy importante, es verificar la procedencia del contenido del artículo 4 del Código de Conducta de Funcionario Público con la opción de tener en cuenta el abuso de funciones y las posibles lesiones personales, hechos punibles previstos y sancionados en los artículos 237, 413 y siguientes del Código Penal, todos siempre vistos en grado de concurrencia real de delitos, tal como lo establece el artículo 78 del Código Penal Venezolano.

Dice el artículo 181 eiusdem que todo funcionario público encargado de la custodia o conducción de alguna persona detenida o condenada, que cometa contra ella actos arbitrarios o la someta a actos no autorizados por los reglamentos del caso, será castigado con prisión de quince días a veinte meses. Y en la misma pena incurrirá el funcionario público que investido, por razón de sus funciones, de autoridad respecto de dicha persona, ejecute con ésta alguno de los actos indicados.

Se castigarán con prisión de 3 a 6 años los sufrimientos, ofensas a la dignidad humana, vejámenes, torturas o atropellos físicos o morales cometidos en persona detenida por parte de sus guardianes o carceleros, o de quien diera la orden de ejecutarlos, en contravención, a los derechos individuales reconocidos en el numeral 2 del artículo 46 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

Debo destacar el CAPÍTULO XII, que nos enseña las Disposiciones Comunes a los Capítulos precedentes del Código Penal. Acá tenemos 3 normas claves a considerar:

Artículo 235. Para los efectos de la ley penal, se consideran como funcionarios públicos:

1. Todos los que están investidos de funciones públicas, aunque sean transitorias, remuneradas o gratuitas, y tengan por objeto el servicio de la República, de algún estado de la República, territorio o dependencia federal, sección, distrito o municipio o algún establecimiento público sometido por la ley a la tutela de cualquiera de estas entidades.

2. Los agentes de la fuerza pública.

Asimilarse a los funcionarios públicos, desde el punto de vista de las consecuencias legales, los conjueces, asociados, jurados, árbitros, expertos, intérpretes, testigos y fiscales durante el ejercicio de sus funciones.

Artículo 236. En el caso de que la cualidad de funcionario público sea elemento constitutivo o circunstancia agravante de un hecho punible, se comprende aquel en que éste es perpetrado, cuando ya el funcionario dejó de serlo si se le ha cometido por causa de las funciones que ejercía.

Artículo 237. Cuando para cometer un delito se valga alguno de la facultad o de los medios especiales que le ofrecen al efecto las funciones de que este investido, se le aplicará la pena señalada al delito cometido, con aumento de una sexta a una tercera parte, a no ser que la ley ya hubiere tenido en cuenta, con tal fin, la cualidad de funcionario público.

Sobre el tema de las lesiones, ver del artículo 413 al 417.

Artículo 413. El que sin intención de matar, pero si de causarle daño, haya ocasionado a alguna persona un sufrimiento físico, un perjuicio a la salud o una perturbación en las facultades intelectuales, será castigado con prisión de tres a doce meses.

Artículo 414. Si el hecho ha causado una enfermedad mental o corporal, cierta o probablemente incurable, o la pérdida de algún sentido de una mano, de un pie, de la palabra, de la capacidad de engendrar o del uso de algún órgano, o si ha producido alguna herida que desfigure a la persona; en fin, si habiéndose cometido el delito contra una mujer en cinta le hubiere ocasionado el aborto, será castigado con presidio de tres a seis años.

Artículo 415. Si el hecho ha causado inhabilitación permanente de algún sentido o de un órgano, dificultad permanente de la palabra o alguna cicatriz notable en la cara o si ha puesto en peligro la vida de la persona ofendida o producido alguna enfermedad mental o corporal que dure veinte días o más, o si por un tiempo igual queda la dicha persona incapacitada de entregarse a sus ocupaciones habituales, o, en fin, si habiéndose cometido el delito contra una mujer en cinta, causa un parto prematuro, la pena será de prisión de uno a cuatro años.

Artículo 416. Si el delito previsto en el artículo 413 hubiere acarreado a la persona ofendida, enfermedad que solo necesita asistencia médica por menos de diez días o sólo la hubiere incapacitado por igual tiempo para dedicarse a sus negocios ordinarios, u ocupaciones habituales, la pena será de arresto de tres a seis meses.

Artículo 417. Si el delito previsto en el artículo 413, no solo no ha acarreado enfermedad que necesite asistencia médica, sino que tampoco ha incapacitado a la persona ofendida para dedicarse a sus negocios u ocupaciones habituales, la pena será de arresto de diez a cuarenta y cinco días.

También, tenemos los delitos de tortura y trato cruel previstos y sancionados en los artículos 253 y 254 de la Ley Orgánica Para la Protección del Niño, Niña y Adolescente (LOPNNA):

Artículo 253. Tortura.

El funcionario público o funcionaria pública que por sí o por otro ejecute contra algún niño, niña o adolescente actos que produzcan graves sufrimientos o dolor, con el propósito de obtener información de la víctima o de un tercero, será penado o penada con prisión de uno a cinco años.

Parágrafo Primero. En la misma pena incurre quien no siendo funcionario público o funcionaria pública, ejecute la tortura por éste determinada.

Parágrafo Segundo. Si resulta una lesión grave o gravísima, la pena será de prisión de dos a ocho años.

Parágrafo Tercero. Si resulta la muerte, la pena será de prisión de quince a treinta años.

Artículo 254. Trato cruel o maltrato.

Quien someta a un niño, niña o adolescente bajo su autoridad, Responsabilidad de Crianza o vigilancia a trato cruel o maltrato, mediante vejación física o psíquica, será penado o penada con prisión de uno a tres años, siempre que no constituya un hecho punible será sancionado o sancionada con una pena mayor. El trato cruel o maltrato puede ser físico o psicológico.

En la misma pena incurrirá el padre, madre, representante o responsable que actúe con negligencia u omisión en el ejercicio de su Responsabilidad de Crianza y ocasionen al niño, niña o adolescente perjuicios físicos o psicológicos.

Un derecho fundamental esta contenido en el artículo 127.9 del Código Orgánico Procesal Penal, el cual nos dice que el imputado o imputada tendrá el derecho de no ser sometido o sometida a tortura u otros tratos crueles, inhumanos o degradantes de su dignidad personal.

Protegen al imputado:

  • el numeral 3 del artículo 119 y el artículo 181 eiusdem; 
  • los artículos 19, 23, 25, 26; los numerales 1, 2 y 4 del artículo 46, el numeral 1 del artículo 46, 83 y 337 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela; 
  • el artículo 5 de la Declaración Universal de Derechos Humanos aprobada por la resolución 217 A (III) de la Asamblea General de las Naciones Unidas el 10 de Diciembre del año 1948; 
  • los artículos XXI y XXV de la Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre aprobada en la IX Conferencia Internacional Americana, en la ciudad de Bogotá, Colombia, 1948; 
  • el artículo 7 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos adoptado y abierto a la firma, ratificación y adhesión por la Asamblea General en su resolución 2200 A (XXI), del 16 de Diciembre del año 1966, con entrada en vigor el 23 de Marzo del año 1976;
  •  los numerales 1 y 2 del artículo 5 y el numeral 3 del artículo 7 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos suscrita en San José de Costa Rica el 22 de Noviembre del año 1969, en la Conferencia Especializada Interamericana sobre Derechos Humanos; 
  • el contenido íntegro de la Declaración sobre la Protección de Todas las Personas contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes, A.G. res. 3452 (XXX), anexo, 30 U.N. GAOR Supp. (No. 34) p. 91, ONU Doc. A/10034 (1975), depósito de Venezuela el 15 de Febrero del año 1985 y ratificada el 29 de Julio del año 1991; 
  • el contenido íntegro de la Convención contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes, A.G. res. 39/46, anexo, 39 U.N. GAOR Supp. (No. 51) p. 197, ONU Doc. A/39/51 (1984), con entrada en vigor 26 de Junio del año 1987; 
  • el contenido íntegro de la Convención Interamericana Para Prevenir y Sancionar la Tortura, suscrita en Cartagena de Indias, Colombia, el 9 de Diciembre del año 1985 en el Decimoquinto período ordinario de sesiones de la Asamblea General con depósito y ratificación por Venezuela el 26 agosto del año 1991; 
  • el literal F) del artículo 7, literal e) del Numeral 2 de la Ley Aprobatoria del Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional del 17 de Julio del año 1998 por la Conferencia Diplomática de Plenipotenciarios de las Naciones Unidas sobre el establecimiento de una Corte Penal Internacional, Gaceta Oficial No. 5.507 Extraordinaria del 13 de Diciembre del año 2000; 
  • el Principio 6, los numerales 1 y 3 del Principio 18 y los Principios 21 y 26 para la protección de todas las personas sometidas a cualquier forma de detención o prisión, adoptado por la Asamblea General en su resolución 43/173 del 9 de Diciembre del año 1988, 
  • los Principios Básicos para el tratamiento de los reclusos, adoptados y proclamados por la Asamblea General en su Resolución 45/111, de 14 de Diciembre de 1990; y 
  • la Regla 31 de las Reglas Mínimas para el Tratamiento de los Reclusos, adoptadas por el Primer Congreso de las Naciones Unidas sobre Prevención del Delito y Tratamiento del Delincuente, celebrado en Ginebra en 1955, y aprobadas por el Consejo Económico y Social en sus resoluciones 663C (XXIV) de 31 de julio de 1957 y 2076 (LXII) de 13 de mayo de 1977.

El artículo 83 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela establece:

“La salud es un derecho social fundamental, obligación del Estado que lo garantizará como parte del derecho a la vida. El estado promoverá y desarrollará políticas orientadas a elevar la calidad de vida, el bienestar colectivo y el acceso a los servicios. Todas las personas tienen derecho a la protección de la salud."

Es de observar, que la práctica de las diligencias por parte de la representación Fiscal del Ministerio Público y de los órganos de policía de investigaciones penales, durante la investigación criminal y muy especialmente las relacionadas con el imputado, deben de realizarse cumpliendo cabalmente con los principios que establece el COPP, no pueden obtenerse informaciones, ni pruebas o evidencias de ningún tipo (pruebas químicas), mediante torturas, humillaciones, coacción, amenaza, intimidación, engaños, indebida intromisión en la intimidad, honor, vida privada, reputación, comunicación, o cualquier otro medio, que menoscabe la voluntad o viole los derechos fundamentales del imputado e irrespeten la dignidad del ser humano.

lunes, 15 de septiembre de 2014

Bibliografía sobre el Proceso Penal

Los Aportes de la Criminalística en la fase preparatoria del proceso penal venezolano. Con anotaciones de ciertos principios generales y procesales en materia penal. Autor: Popoli Rademaker, Mario. Año: 2014. Edición: Tercera. Encuadernación: Rústico. Páginas: 204

El Sobreseimiento en el Proceso Penal Venezolano. Revisada, Ampliada y puesta al día conforme al COPP 2012. Referencia especial al Sobreseimiento Provisional en el Proceso Penal Ordinario. Autor: Becerra C. Humberto. Año: 2014. Edición: Tercera, Actualizada. Encuadernación: Rústico. Páginas: 368.

Comentarios a la Nueva Ley de Régimen Cambiario y sus Ilìcitos. En el contexto de la Nueva Ley de Precios Justos. Autor: Hernández, José Ignacio. Año: 2014. Edición: Primera. Encuadernación: Rústico. Páginas: 116

viernes, 5 de septiembre de 2014

CONSTITUCIONALIDAD DEL CARÁCTER ORGÁNICO de la LEY ORGÁNICA SOBRE EL DERECHO DE LAS MUJERES A UNA VIDA LIBRE DE VIOLENCIA

La Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 203 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, en concordancia con el artículo 25, cardinal 14, de la Ley Orgánica del Tribunal Supremo de Justicia, declara la CONSTITUCIONALIDAD DEL CARÁCTER ORGÁNICO de la LEY ORGÁNICA SOBRE EL DERECHO DE LAS MUJERES A UNA VIDA LIBRE DE VIOLENCIA, contentiva de su reforma parcial sancionada por la Asamblea Nacional el 14 de agosto de 2014.

Para mayor información ver:

http://www.tsj.gov.ve/decisiones/scon/agosto/168715-1160-29814-2014-14-0877.HTML 

miércoles, 3 de septiembre de 2014

III TALLER SOBRE LA INVESTIGACIÓN CRIMINAL Y LA INSPECCIÓN TÉCNICA SEGÚN EL MANUAL ÚNICO DE PROCEDIMIENTOS EN MATERIA DE CADENA DE CUSTODIA DE EVIDENCIAS FISICAS

Organiza la Fundación Nacional de Ciencias Jurídicas del Estado Bolívar 
PONENTE: MARIO DEL GIUDICE - CRIMINALISTA
25 DE OCTUBRE DE 2014 / UGMA Unare
Puerto Ordaz – Estado Bolívar
Teléfono Celular: 0424-909-37-39

Taller sobre "DERECHO A LA DEFENSA Y VALIDEZ JURÍDICA DE LAS ACTAS POLICIALES EN EL PROCESO PENAL"

Sábado 27-09 en Acarigua Estado Portuguesa.
Información:
Noheli Herrera 04268543812. PIN 797C9410 y Eli Saúl Pulgar 04169142194, Pin: 7A3ADAA4
Correo: nh_sp@hotmail.com


sábado, 23 de agosto de 2014

Máximas de Jurisprudencia de la Sala de Casación Penal

Sentencia Nº 248, Expediente Nº CC14-297 de fecha 01/08/2014. Materia: Violencia contra la mujer. Tema: Competencia. Asunto: Calificación del delito - Determinación de la competencia - La igualdad de género es un derecho humano y un acto de justicia:

"...en los casos de violencia de género prevalece el dolo en la acción del sujeto activo del delito y las circunstancias que rodearon al hecho, que deberán ser consideradas (escrupulosamente) y analizadas en cada causa en particular, lo que en definitiva conllevará a la calificación del delito y por lo tanto a la determinación de la competencia. Resultando imprescindible que los jueces y juezas llamados a decidir tengan conciencia de género y comprensión de los grados y modos de discriminación de las mujeres, reconociendo que la igualdad de género es un derecho humano y un acto de justicia."

Sentencia Nº 244, Expediente Nº A14-163 de fecha 29/07/2014. Materia: Derecho Procesal Penal. Tema: Avocamiento. Asunto: Obligación de las partes de agotar todos los recursos procesales existentes antes de interponer el avocamiento:

"...el avocamiento procede cuando no exista otro medio procesal idóneo y eficaz, capaz de restablecer la situación jurídica infringida y que no pueda ser reparada mediante el planteamiento de una incidencia o de un recurso ante cualquier instancia competente, por lo que las partes están obligadas a agotar todos los recursos procesales existentes..."

Asunto: Avocamiento:

"Es importante destacar que la potestad que otorga la ley para ejercer la pretensión mediante la institución del avocamiento, no puede ser entendida como un mecanismo ordinario de revisión de procesos o sentencias, pues debido a su prudencia y excepcionalidad, no constituye un remedio procesal ante cualquier acto o decisión que fuere adversa a las partes, mucho menos, si tales situaciones pueden ser impugnadas a través del trámite de incidencia o con los recursos ordinarios que establece el Código Orgánico Procesal Penal..."

Sentencia Nº 240, Expediente Nº C13-383 de fecha 22/07/2014. Materia: Derecho Procesal Penal. Tema: Inmotivación. Asunto: Inmotivación de la sentencia - Formas de manifestación:

"La inmotivación de la sentencia, encuentra variadas formas de manifestación, y así tenemos que el Código Orgánico Procesal Penal señala, primero, la falta de motivación, que se materializa básicamente ante la falta absoluta o parcial de la motivación; segundo, la ilogicidad manifiesta; y tercero, la contradicción."

Tema: Motivación. Asunto: Motivación de la sentencia:

"...la Sala de Casación Penal de manera reiterada ha sostenido que toda sentencia, debe estar suficientemente motivada, requisito esencial que atiende a la garantía constitucional relativa a la tutela judicial efectiva, que comprende el derecho que tienen todas las personas, a obtener por parte de los Tribunales de la República, una decisión lógica, coherente, que no sea contradictoria ni errática en los planteamientos expuestos al momento de la valoración y que exprese un oportuno pronunciamiento sobre el fondo de las pretensiones de las partes."

Sentencia Nº 231, Expediente Nº C14-93 de fecha 10/07/2014. Materia: Derecho Procesal Penal. Tema: Recurso de Casación. Asunto: No se puede por vía del recurso de casación procurar que se analicen y valoren pruebas tendientes a demostrar o no la responsabilidad penal del acusado:

"...la jurisprudencia de la Sala de Casación Penal ha sido constante al expresar que los recurrentes no pueden por vía del recurso de casación procurar que se analicen argumentos referidos al análisis y valoración de las pruebas, tendientes a demostrar o no la responsabilidad penal del acusado en los hechos objeto del proceso".

Sentencia Nº 230, Expediente Nº E14-197 de fecha 10/07/2014. Materia: Derecho Procesal Penal. Tema: Proceso Penal. Asunto: El proceso penal es de carácter y orden público - Tanto el proceso como el procedimiento no pueden ser anárquicos, sin reglas, garantías, ni seguridad:

"...el proceso penal es de carácter y orden público, por tanto los actos y lapsos procesales previstos en él, se encuentran predeterminados en su cuerpo normativo como fórmula adecuada para la tramitación y solución de los conflictos penales. En razón de ello, el establecimiento de estas formas y requisitos, que afectan el orden público, son de obligatoria observancia, pues sirven de garantía a los derechos que el orden jurídico venezolano otorga a los justiciables. De ahí la existencia de lapsos procesales que crean certeza y seguridad jurídica para todos los que acudan a los órganos de administración de justicia, haciendo posible conocer con exactitud los actos que éstos deben realizar, pues tanto el proceso como el procedimiento no pueden ser anárquicos, sin reglas, garantías, ni seguridad."

viernes, 15 de agosto de 2014

Bibliografía sobre el Proceso Penal

Maximario Penal. XVIII. 2do. Semestre 2013. Autor: Rionero & Bustillos. Año: 2014. Edición: Primera. Encuadernación: Rústico. Páginas: 580.

Criminalística básica para estudiantes. Historia de la criminalística. Deontología. Tanatología. Posiciones. Etimología forense. Fotografía forense. Dactiloscopia. Balística. Autor: Colón, Zuralma. Año: 2014. Edición: Primera. Encuadernación: Rústico. Páginas: 334.

La Doble Moral. Autor: Rebolledo, Alejandro. Año: 2014. Edición: Primera. Encuadernación: Rústico. Páginas: 236.

Máximas de Jurisprudencia de la Sala de Casación Penal

Sentencia Nº 220, Expediente Nº C12-346 de fecha 03/07/2014. Materia: Derecho Procesal Penal. Tema: Motivación. Asunto: Motivación de las sentencias:

"...la motivación de las sentencias debe ser suficiente y completa, sin que ello obligue a que la misma sea excesiva ni extensa."

Sentencia Nº 215, Expediente Nº C14-27 de fecha 02/07/2014. Materia: Derecho Procesal Penal. Tema: Inmotivación. Asunto: Inmotivación:

"...el vicio de inmotivación no puede servir para que la Sala de Casación Penal admita cualquier planteamiento no fundado o referido de manera escueta, salvo que de la denuncia se lograse desprender el vicio que se pretende denunciar. Por ello, siempre que se denuncie la inmotivación, el recurrente deberá especificar en qué consistió el vicio para que la Sala pueda llegar a considerar la posibilidad de revisar el fallo recurrido y lo denunciado en casación."

Sentencia Nº 213, Expediente Nº C13-13 de fecha 02/07/2014. Materia: Derecho Procesal Penal. Tema: Pruebas. Asunto. El silencio de prueba constituye un vicio de inmotivación:

"El silencio de prueba constituye un vicio de inmotivación y se da cuando el Juez omite las consideraciones sobre un elemento probatorio existente en autos, cuando lo silencie totalmente, o cuando existiendo en autos la prueba y dejando constancia en ella, no la analiza. La ley impone al Juez el análisis de todas las pruebas, aún siendo estas improcedentes o impertinentes."

Tema: Pruebas. Asunto: Pruebas - Elemento principal de toda sentencia:

"La prueba es el elemento principal de toda sentencia, en virtud que sobre éstas, es que el Juez emitirá el pronunciamiento respectivo. Por muy insignificante que sea una de ellas, se deben ponderar, ya para desecharlas por no guardar relación con el asunto a dilucidar, o acogerlas, por ser útiles, pertinentes y necesarias en el proceso penal."

Noticias sobre Archivos Fiscales

Loading...

Temas de Pruebas Penales

Loading...

Notas sobre Flagrancia

Loading...

Noticias sobre el COPP

Loading...

Novedades sobre Procesal Penal Venezolano

Loading...